Centro de la ciudad

Llegas al centro de tu ciudad.

Paseas entre la gente, mirando a tu alrededor por si descubres algo que te llame la atención. Todo parece como siempre: la gente camina de un lado a otro sin parar, los artistas callejeros animan el ambiente… Pero no hay nada que pueda ser considerado «mágico».

Dudas que vayas a encontrar la entrada a un nuevo mundo aquí en medio. Tendrás que probar con la otra opción.