En un campo en medio de la nada

Te diriges a donde crees que debería estar esa entrada misteriosa y, de repente te topas con un extraño.

Parece que está ahí esperando a algo o a alguien y, tras mirarte de arriba a abajo y sonreír, se acerca a ti. Tiene el pelo de color verde y los ojos rosas. Como si eso no fuera lo suficientemente raro, va vestido con ropa que parece sacada de una obra de teatro. Ignorando la cara de extrañeza con la que le miras, el desconocido te dice que sabe dónde vas y que puede ayudarte a llegar allí.

¿Le crees?