No confías en él

Le dices que se ha equivocado de persona y echas a correr en dirección contraria.

Sigues buscando una manera de llegar a ese mundo durante un tiempo, pero no tienes ni idea de por dónde continuar la búsqueda.

Al final, se te acaba olvidando que querías encontrarla, sigues con tu vida normal y te acostumbras a esa sensación de estar fuera de lugar constantemente. Igual le pasa a más gente y no es algo tan raro…

Tu vida sigue siendo la que era, aunque solo tendrías que volver al principio para darle otra oportunidad a esa búsqueda…