Personajes secundarios en novelas de fantasía. ¿Por qué nos gustan tanto?

pesonajes-secundarios-en-novelas-de-fantasia

Al leer un libro, solemos recordar a los protagonistas y sus idas y venidas, sus problemas y su forma de superarlos… Pero, ¿qué sería de muchos protagonistas sin los personajes secundarios?

 

El papel de los personajes secundarios

Aunque el peso de la historia en una novela suele recaer sobre los hombros de su protagonista, sería un error creer que con esos hombros se puede mantener toda la trama. 

Puede que un protagonista sea muy carismático, hábil o suertudo (que eso también puede pasar), pero no puede ser que todo lo que pase ocurra a través y a causa de él. En nuestra propia vida, nosotros somos los protagonistas. Nosotros somos ese personaje principal que tiene que superar obstáculos para conseguir lo que quiere. Pero, ¿es que todo lo que ocurre en nuestra vida pasa porque nosotros lo hemos orquestado de alguna manera? ¿O porque se ha preparado así para nosotros?

No, en nuestra vida ocurren cosas que llegan a ella por nuestros propios personajes secundarios, que son las personas con quienes interactuamos, que a su vez son los personajes principales de sus propias historias.

¿Ves un poco por dónde voy? Los personajes secundarios dan riqueza a las tramas que leemos porque sin ellos muchas de las cosas que viven los protagonistas no pasarían.

La importancia de los personajes secundarios en la literatura fantástica

Si te pones a pensar en los protagonistas de tus libros de fantasía favoritos, seguramente se te vengan varios a la cabeza. Piensa también en sus habilidades y en cómo consiguen salir de determinadas situaciones. ¿Lo hacen solos? ¿Disponen ellos de todas las habilidades necesarias para salir adelante o necesitan ayuda?

En una historia de fantasía, los autores pueden (podemos) caer en el error de confiar al protagonista la solución a todos los conflictos, pero es precisamente en este tipo de novelas cuando los personajes secundarios pueden tener más valor. ¿Habría conseguido Aragorn terminar su aventura como lo hizo si hubiera ido solo? ¿Disponía él de todas las habilidades necesarias? No.

El protagonista puede ser muy completo, pero el apoyo de los personajes secundarios le hará crecer y nos hará meternos más en la historia.

¿Qué ocurre si no hay secundarios o estos no tienen el peso que merecen?

Cosas como lo que pasó con Eragon. A mí me encantó el primer libro, disfruté el segundo, me costó un poco más el tercero y tengo pendiente el cuarto.

Pero, ¿qué pasa con Eragon? Que sabe hacerlo todo (y si no te lo crees, mira este vídeo de El geek furioso de la literatura). A medida que vas leyendo, vas descubriendo más y más habilidades nuevas en el protagonista de la novela que hacen que apenas necesite ayuda de otros porque es como Juan Palomo. ¿Es eso muy creíble? Si la novela fuera una historia realista contemporánea, quizá, pero siendo una novela de fantasía… ¡Necesitamos secundarios capaces de solucionar problemas y hacer las cosas mejor que el protagonista!

¡No pasa nada porque el protagonista no sea el mejor en todo!

 

Personajes secundarios de la literatura fantástica que valen oro

Shail – La Resistencia (Memorias de Idhún)

Shail es el mago que, junto a Alsan, protegerá a Victoria y Jack en Limbhad, al principio de la trilogía. Es inteligente, tiene buen corazón y hace las veces de mentor de Victoria durante el primer libro. Si no fuera por él y por Alsan, Jack y Victoria no habría sobrevivido a muchas situaciones, y se puede ver su evolución como personaje, a pesar de ser un secundario.

Ya cuando leí el libro, con solo doce años, este personaje se convirtió en uno de mis favoritos y aún hoy lo recuerdo con mucho cariño.

Minerva McGonagall – Saga Harry Potter

Como maestra, la jefa de la casa Gryffindor es una fuente de inspiración inagotable.

McGonagall, con varias décadas a la espalda, es fuerte, inteligente, valiente… ¡Y se puede transformar en gato! Los alumnos de Hogwarts la respetan y admiran y los lectores, seamos de la casa que seamos, también. Es el ejemplo de un personaje secundario a quien reconoces cuando aparece y que tiene una personalidad propia que la hace destacar.

Tayend de Tremmerlin – La Aprendiz (Crónicas del mago negro)la-aprendiz

Tayend es un académico y ayudante en la Gran Biblioteca de Elyne. Su gran inteligencia y su conocimiento de libros antiguos son de mucha ayuda a Dannyl durante el libro y eso, junto a su personalidad, su reticencia a formar parte de una corte llena de chismosos y su fuerza interna (que él mismo parece ignorar) son los que enamoran al lector.

Es un personaje fundamental tanto para la trama del libro como para otros personajes, y se convirtió en uno de mis favoritos desde su aparición.

Brienne de Tarth – Choque de reyes (Canción de hielo y fuego)

Brienne aparece en el libro ofreciéndose a ser guardia del rey Renly Baratheon, en parte por su convicción y en parte por estar enamorada de él. Es una mujer grande, fuerte, con los ideales de un caballero y una lealtad inquebrantable.

Si has leído los libros de la saga de Canción de hielo y fuego, tal vez haya otros muchos que te gustan más que ella (si algo tiene esta saga son personajes secundarios), o que ves más valiosos para la trama, pero, en un mundo tan lleno de intrigas y mentiras como es el creado por George R. R. Martin, un personaje sincero y valiente es algo que echaba en falta y que me conquistó desde el principio.

Roran – Eragon

Aunque va tomando protagonismo a medida que avanzan los libros, Roran, el primo de Eragon se presenta ante nosotros como un secundario más en un principio. Su trama va desarrollándose poco a poco, lo que le hace tener cada vez más peso, pero sigue sin quitarle el puesto de protagonista a su primo, por lo que cuadra como secundario.

Una cosa es que Eragon pueda hacer prácticamente de todo, como he dicho antes, y otra cosa es que no vea la evolución de Roran como personaje secundario. Siendo un personaje fuerte con unos valores claros, se convirtió para mí en el protagonista que Christopher Paolini podía habernos dado.

Al-Orah – El honor del Dracofénixel-honor-del-dracofenix

Al-Orah es la hermana de Al-Hakkai, el protagonista, y aunque tomará protagonismo en la parte final del libro, es un personaje secundario durante algo más de la primera mitad. Orah me parece la compensación perfecta para su hermano, que es todo acción y lucha. Ella va aprendiendo, madurando, y encargándose de cosas de las que Hakk no puede. Se convirtió en mi personaje favorito cuando lo leí, sin duda, y creo que tenerla en la trama fue todo un acierto.

Penrox y Vixnar – El bestiario de Axlin

Estos dos hermanos aparecen en la primera mitad del libro, como compañeros de viaje de Axlin. Cuando se va con ellos, Axlin no imagina lo que aprenderá gracias a su ayuda y nosotros no nos imaginamos lo buenos personajes que pueden ser unos buhoneros que podrían pasar como simples «transportistas».

Penrox y Vixnar viven en el mundo de Axlin con todas las consecuencias. Han elegido un trabajo que les tiene en peligro más de la mitad de las veces y no se arrepienten de ello. ¡Es más! Han aprendido a vivir ese tipo de vida y la disfrutan. Axlin aprenderá muchísimo de ellos, y de no haber sido por estos personajes secundarios, no habría sobrevivido a todo lo que sobrevivió. Casi entran ganas de salir a los caminos con ellos. Casi…

Ahora, dime, ¿qué personajes secundarios te han robado el corazón en estos años?

¿Quieres compartirlo con otros?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.