Día del libro con lectores potenciales

dia-del-libro-con-lectores-potenciales

Este es el segundo año que tenemos que celebrar el día del libro de forma diferente. Los lectores esperamos que llegue el momento en que volvamos a celebrar como antes, pero, de momento, podemos seguir ayudando a lectores potenciales a disfrutar como nosotros.

 

Día del libro cuando ya eres lector

El día del libro ha sido una de mis celebraciones favoritas desde siempre.

Cuando era pequeña, hacíamos actividades enfocadas al fomento de la lectura en el colegio. Eso  hacía que pudiera leer en clase o hablar sobre libros, y yo me ponía tan contenta. Cuando descubrí la existencia de Sant Jordi, siendo adolescente, me empeñé en que me regalaran libros en lugar de rosas. Y ahora, siendo adulta, lo que quiero es disfrutar leyendo y compartir mi pasión con otros.

El día del libro es un día de celebración para los lectores y, cuando puede haber feria del libro, es casi una fiesta.

 

¿Día del libro en estos tiempos?

Pues sí. Distinto a como suele ser, pero sí.

Hemos tenido la «suerte» de que esta maldita pandemia ha llegado en una época en la que vivimos conectados unos con otros. Eso ha provocado que, en este tiempo en el que no hemos podido ir a librerías o comprar libros en físico, muchas editoriales hayan hecho eventos online en redes sociales o promuevan los libros digitales.

Como he dicho antes, el día del libro es una celebración cuando eres lector, así que es maravilloso poder tener cerca a editoriales y autores gracias a plataformas online. Por eso, si eres lector, ¡busca charlas de tus editoriales favoritas! ¡Investiga qué van a hacer tus autores predilectos! Y si eres escritor tienes actividades como, por ejemplo, el «Instituto de Literatura Infantil y Juvenil» promovido por Cristina Prieto (Nana Literaria) para este domingo en Twitch.

Seguro que encontrarás una forma de celebrar el día del libro desde casa y disfrutarlo casi como siempre.

dia-del-libro-en-casa
Además, para celebrarlo enfrascado en un libro no necesitas salir de casa…

 

 

Celebrar el día del libro con lectores potenciales

En este apartado voy a contarte lo que he hecho con mis alumnos este año para celebrar el día del libro (como una especie de proyecto que termina el mismo 23 de abril), y que es algo que se puede hacer en casa también perfectamente.

Partir de lo conocido

Para empezar hablamos sobre el cuento de Caperucita roja.

Todos lo habían leído alguna vez, o alguien se lo había contado, así que realizamos el trabajo inverso en el que ellos me contaban el cuento a mí. En ese punto vimos todas las versiones que cada uno había oído: que si el lobo se come a la abuela, que si la abuela se esconde, que si el leñador salva a Caperucita…

Todo era válido, porque el que hayamos recibido distintas versiones de un cuento quiere decir que muchas personas lo han disfrutado a lo largo del tiempo y que la historia ha cambiado con los siglos.

Así que en este primer punto, el contar el cuento casi se convirtió en un brainstorming en el que apunté notas de la historia en la pizarra.

Una nueva versión: el retelling de Roald Dahlcuentos-en-verso-para-niños-perversos

Una vez todos tuvimos el cuento en mente, les conté la versión de Roald Dahl que aparece en «Cuentos en verso para niños perversos». Eso, junto con un apoyo visual para ir siguiendo la historia (en mi caso porque lo leí en inglés, pero en español también puede ser buena idea) hizo que al llegar el plot twist del final tuviera un gran impacto entre ellos.

Los niños se quedaron comentando lo que había pasado, el por qué y qué opinaban de ellos porque, desde luego, no imaginaban que Caperucita se comportara como lo hizo…

En este punto es importante destacar algo: si vas a hacer una actividad de cuentacuentos, como la que hice en clase, es importante decir el título de la obra y el autor. No puedes acercar realmente una obra a un niño si no le dices de dónde viene esa historia. Solo le estás entreteniendo, no dándole el poder de encontrar algo más si quiere.

Su propio retelling

Una vez les expliqué que lo que acabábamos de leer era un retelling, les conté la que sería la actividad que tendrían que hacer: inventar el suyo propio.

En ese momento, volvimos a las notas de Caperucita roja que había hecho en la pizarra para ver qué se podía cambiar para transformar el cuento clásico en su propio retelling sin separarnos demasiado de la historia. Surgieron un montón de ideas, aunque al principio el proceso fue lento.

Sin embargo, una vez vieron que la creación literaria tiene los límites que tú quieras ponerle… Nos encontramos con versiones en las que Caperucita no era una niña, no iba por un bosque y su abuela ni siquiera era humana.

El proceso creativo

Esta va a ser la tercera semana que dediquemos sesiones a que trabajen en su retelling en parejas, en forma de cómic. Al ser el primer trabajo literario que les pido, no he querido que se limiten solo a escribir, sino que también puedan expresarse mediante dibujos, y la motivación que veo en ellos es maravillosa.

Por supuesto, tocará pulir y revisar la gramática y la expresión. Tocará comprobar cuánto de retelling y cuánto de historia nueva tiene cada cómic, pero la espinita ya ha sido clavada.

Y el placer de disfrutar creando una historia y compartiéndola con otros es algo que ya está en ellos.

Un paso más allá

Para concluir la actividad, y por el afán de dotar de recursos a los demás, mi intención es recomendarles más retellings, de cuentos u obras literarias.

Quizá una buena manera de iniciarles en la literatura es acercándoles obras que ya conocen, pero que contienen un giro que no esperan y que tienen que descubrir.

Puede que alguno de anime a leerlos, puede que no… Pero con que uno de ellos salga con curiosidad de clase, habrá valido la pena.

 

Y yo, ¿qué voy a hacer como autora?

Ahora mismo, esperando a empezar a corregir Los recuerdos robados con Insomnia ediciones, no tengo en mente realizar ninguna actividad muy grande como autora.

Sin embargo, como quiero que disfrutes el día del libro a lo grande, aquí te dejo mi aportación:

 

Me despido ya, no sin antes desearte que disfrutes muchísimo de este día del libro y que tus lecturas te transporten tan lejos como desees.

 

¿Quieres compartirlo con otros?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.